miércoles, 26 de abril de 2017

Te amo, porque me amo

Te amo, vulgar palabra usada habitualmente vacía de significado.
Te amo porque me impulsas a seguir adelante.
Te amo lejos de sentimientos de temor o miedo.
Te amo no porque te quiera a mi lado, sino porque te quiero ver libre.
Te amo sin prejuicios y respetando tu ser.
Te amo no porque desee sentir tu cuerpo, sino porque he sentido tu alma.
Te amo por la singularidad de observar mi propio reflejo.
Te amo porque veo tu alma y no tu imagen exterior.
Te amo porque he sentido el latir de tu corazón.
Te amo a cada instante sin necesidad de pensarte.
Te amo sin anhelos, sin miedos, no es sólo más que amor.
Te amo sin prisa, sin celos, sin importar a quien des tu amor.
Te amo en los brazos de otro, porque te quiero feliz.
Te amo sin tenerte cerca porque te puedo sentir.
Te amo porque me amo, porque me he visto en tí.
Te amo porque no quiero verte por nadie sufrir.
Te amo y no sé por qué te amo, no lo veía venir.
Te amo sin sufrimientos, porque así soy feliz.
Te amo en la distancia y el tiempo, aunque no estés aquí.
Te amo porque lo siento en lo profundo de mí.
Te amo porque no te asustas al sincerarme contigo.
Te amo cuando hablamos de tantas cuestiones morales.
Te amo cuando consigues sacarme una sonrisa.
Te amo en la mañana y en la noche y en la tarde.
Te amo en mis sueños aunque no pueda abrazarte.
Te amo en el presente sin necesidad de traerte a mi mente.
Te amo en lo invisible que se cruza con la realidad.
Te amo en espíritu y no en la materialidad.
Te amo porque eres libre de programaciones o dogmas.
Te amo porque me inspiras a realizar mis obras.
Te amo sinceramente sin necesidad de tenerte.
Te amo y te quiero libre aunque me enfrente a la muerte.
Te amo, así de simple, sin complejos, sin temores.
Te amo como amo a la vida, sin prejuicios ni rencores.
Te amo por tu amistad, por tu sincera sonrisa.
Te amo lejos del tiempo relajadamente y sin prisa.
Te amo porque me siento libre de la esclavitud del tiempo.
Te amo sin necesidad de tocarte, mucho menos poseerte.
Te amo porque así lo quiero, porque no necesito tenerte.