sábado, 4 de octubre de 2014

CAMBIEMOS EL MUNDO!

Porque yo, amo la vida

y también a las personas

quiero una justa justicia

ahora llena de sombras.

El mundo está en decadencia,

nos creemos impotentes

obviando la inmensa fuerza

que en los corazones duerme.

Hambre, enfermedad y guerra

no son males, son consecuencias

que avanzan, en la Tierra,

por nuestra gran indiferencia.

Hay que volver al amor

para esto poder cambiar,

llenarnos de compasión,

empatía y solidaridad.

Emprendamos la revolución

que nos falta por probar

la de instalar en nuestro interior

un humanismo radical.

Olvidar por fin la violencia

el odio, y su justificación

a ningún sitio nos llevan,

simientes de destrucción.

Elijamos ya la paz

como punto de partida

para un nuevo caminar

en el ciclo de la vida.

Reneguemos del temor,

rechacemos desconfiar

burda manipulación

de quien quiere esclavizar.

¡Despertemos de una vez!

que el tiempo se esta acabando

juntos a la de tres

volvamos a ser humanos.